El Tratamiento

La principal y más distintiva actividad de las Asociaciones Amikeco es el tratamiento de la violencia, dentro de esta línea de actividad ofrecemos un tratamiento específico para superar los problemas de la violencia.

La idea central de nuestro tratamiento es:

“Capacitar para disminuir la violencia en las relaciones humanas.”

Capacitar para disminuir la violencia, en el ámbito de la familia, nos parece uno de los objetivos sociales más urgentes. Superando la violencia en la familia, formamos personas capacitadas para ser “No Violentos”, con lo que indudablemente estaremos contribuyendo, en alguna medida, a reducir la violencia de género en nuestra sociedad.

En este sentido iniciamos un trabajo en el año 2004 con la creación de un programa para el tratamiento en el que los hombres pudieran participar desde los primeros signos de relaciones afectadas por el uso de cualquier tipo de violencia.

A partir de estas primeras experiencias hemos desarrollado nuestro programa terapéutico para personas que desean dejar de ser violentas, el cual hemos adaptado y aplicado con éxito a diferentes tipos de situaciones personales, como programa para personas que sienten la voluntaria necesidad de superar sus problemas antes de que medie una intervención judicial o policial, hasta personas, tanto hombres como mujeres, que han sido condenados en diferentes grados por delitos de violencia de género, sexual u otros delitos violentos y en situaciones de suspensión de condena o en diferentes grados penitenciarios.

 

Aspectos generales del programa

Partimos de la comprensión de la violencia como proceso dinámico y su inserción en la historia personal del sujeto. Buscamos que cada persona comprenda “su” historia de violencia, tome conciencia y compromiso y adquiera la capacitación necesaria para superarlo.

Desde un primer momento se da importancia al proceso. En ese proceso la persona descubre los mecanismos de defensa y de adaptación que ha ido elaborando en el curso de su existencia. El terapeuta es un “co-descubridor” profesional, que atestigua, dando seguridad en las diversas expediciones en el seno de los espacios interiores de la persona. En esta expedición, la responsabilidad queda repartida entre el terapeuta y la persona, la persona no es un objeto pasivo que recibe cuidados, sino que escoge activamente su propio camino entre varias alternativas. El sujeto, se motiva o no, entonces, para el cambio.

Existen tres fases diferenciadas dentro de este proceso: un primer momento de reconstrucción personal (relectura de su historia personal), un segundo momento de adquisición de capacidades y una tercera fase de compromiso por el cambio.

 

Objetivos del programa terapéutico

Ante todo consideramos el trabajo terapéutico como una oportunidad para la reflexión personal que permita a cada persona replantearse como experimenta, siente y reacciona ante las dificultades de la vida, para abrir la posibilidad de incorporar cambios efectivos en su vida.

A partir de la comprensión de la violencia como una característica humana y considerándola como un problema que afecta a la salud y al bienestar social, nos planteamos el objetivo de llevar a cabo una intervención que permita la regulación de la misma de forma que sea posible un vínculo social civilizado.

- Asumir la responsabilidad de la conducta violenta a nivel individual, familiar y social para, posteriormente, redefinir como quiere relacionarse con los otros. Compromiso para el abandono del comportamiento de violencia.

- Trabajar los espacios invadidos por la violencia: el propio espacio físico, emocional, intelectual, y el de los condicionamientos sociales y culturales.

- Identificar y Modificar ideas machistas sobre la mujer, la pareja y la relación.

- Aprender a interactuar, basándose en el conocimiento pleno de sus propias fronteras y las del otro. Comprensión de sentimientos y búsqueda de una alternativa, dándose la posibilidad de crear una realidad diferente. Trabajar emociones ( celos, frustración…). Será un momento de cambio, un momento de inflexión, desde una relación competitiva, patriarcal y destructiva para sí mismo, hasta una relación autónoma, igualitaria, creativa y de apoyo, con una dinámica diferente.

- Identificar roles tradicionales que permitan desarrollar otros alternativos que favorezcan las relaciones de equidad.

- Descubrir la capacidad de ser no-violento.

Para posibilitar tales objetivos el programa:

- Proporciona herramientas para el establecimiento adecuado de límites.

- Permite asumir nuevos roles adaptativos y satisfactorios para uno mismo y los demás.

- Trabaja la capacidad de toma de decisiones.

- Desarrolla capacidades para una adecuada autoestima y autonomía personales.

- Asumir el compromiso y la responsabilidad plena ante uno mismo.

 

 

Método de trabajo

El programa terapéutico se realiza en grupo (no superior a 15 participantes) y funciona durante el tiempo previsto en cada programa concreto con sesiones semanales (de 90 a 120 minutos). El grupo es abierto, es decir, existen entradas y salidas de participantes permanentemente.

Actualmente, tenemos grupos dirigidos a personas, que por decisión propia o por exigencias externas (orden judicial de tratamiento) tengan problemas con la violencia y decidan aceptar los compromisos que supone realizar una terapia de grupo.

Para entrar a formar parte del grupo de terapia la persona necesita llamar a uno de los teléfonos de la asociación, en Bilbao 656 798 435 y en Madrid 628 600 911, para solicitar tratamiento.

Desde aquí se le invitará a una ENTREVISTA INDIVIDUAL, previa al tratamiento para recoger primeros datos, explicar algunos aspectos del programa, evaluar la situación de la persona y al mismo tiempo, informar sobre los servicios que ofrece la Asociación.

Posteriormente tiene lugar una REUNIÓN DEL EQUIPO AMIKECO para valorar si la situación de la persona interesada es adecuada para incorporarse a alguno de los grupos en estos momentos, o bien requiere esperar o ser derivada a otro tipo de servicio de atención.

Si la valoración es positiva comenzaría el TRATAMIENTO GRUPAL. En la sección de “Programas Activos” (Hipervínculo) se detallan los programas y grupos que están en marcha en estos momentos, con sus características y horarios.

El tratamiento en grupo se realiza de modo participativo, en ningún caso se plantea como una formación, sino como un tratamiento terapéutico. Las sesiones son activas, realizándose en base a ejercicios a través de los cuales se busca, no sólo comprender, sino sentir y vivenciar las raíces de los problemas.

El trabajo en el grupo siempre se complementa con un trabajo personal.

En ocasiones se valorará que algunas personas puedan necesitar SESIONES INDIVIDUALES DE APOYO para favorecer el trabajo en grupo.

El ALTA Y SEGUIMIENTO dependerá del proceso individual de la persona y de su situación y motivación, es decir, si acude por motivación propia o por orden judicial de tratamiento.

Como norma general el tratamiento es gratuito estando subvencionado por diferentes instituciones como el departamento de Vivienda y Asuntos Sociales de Gobierno Vasco, el Ministerio del Interior o el Ministerio de Sanidad y Política Social.

 

 

 

 

Comprometidos con la sociedad. Enviar un mail a magil@amikeco.es con cualquier comentario o pregunta acerca des este web site.
Copyright © 2001 H-Amikeco, Asociación.
        14 junio, 2018